Cinco señales que marcan la necesidad de cambiar los neumáticos de tu flota

El cuidado de los neumáticos tiene una marcada importancia en la gestión de la flota vehicular. No sólo porque es un punto donde todo gestor de flota sabe que puede generar importantes ahorros, sino también, sobre todo, porque es parte de las políticas de seguridad de las unidades y sus conductores.

Hemos hablado ya acerca de la importancia de mantener los neumáticos en perfectas condiciones analizando los factores donde intervenir para alargar la vida de los neumáticos de tu flota. Hoy nos abocaremos a identificar, a tiempo, aquellas señales que nos indican que los neumáticos ya cumplieron su ciclo, y que es hora de renovarlos.

Avisos infalibles: es hora de recambio de neumáticos

Es fundamental que las llantas de los vehículos de la flota se encuentren en perfecto estado para evitar accidentes que pongan en riesgo la vida de tus colaboradores y la productividad de tu negocio. En este artículo te proponemos repasar los factores que te indicarán que ya es tiempo de cambiar los neumáticos.

  1. Fecha de caducidad

Los neumáticos tienen una vida útil promedio de 5 años. Lo recomendable es que lo reemplazar los mismos al momento de vencimiento, para prevenir incidentes. El año de fabricación está disponible en cada llanta. Es un número de 4 dígitos que indica la semana y el año de fabricación. Por ejemplo, si los dígitos son 10/22 significa que fue creada en la semana 10 del año 2022.

Es posible, sobre todo en flotas de vehículos utilitarios, que los neumáticos de tu flota necesiten ser reemplazados antes de su fecha de caducidad, pues existen diversos factores como los kilómetros recorridos, el desgaste o daños, que te harán cambiarlos para brindar mayor seguridad a tus conductores. 

Recuerda que, aunque el vehículo haya tenido pocos kilómetros, el neumático se desgasta con el tiempo y, de todos modos, deberá ser reemplazado.

  1. Desgaste de llantas

Con el uso y el kilometraje, los neumáticos se van desgastando y pierden la capacidad de un agarre seguro sobre el asfalto, lo que puede ocasionar una mayor probabilidad de accidentes en la flota. 

Para comprobar el estado de desgaste de la llanta se utiliza un medidor de profundidad, que se coloca en las ranuras y, de acuerdo a la profundidad de la ranura, indica el estado del neumático y si es necesario reemplazarlo.

  1. Deformaciones 

Las deformaciones más frecuentes de los neumáticos suelen aparecer luego de pasar sobre un bache grande, dar un golpe fuerte en la vereda (acera), o conducir en asfalto con malas condiciones. Cuando la llanta recibe un impacto fuerte en sus laterales, la fibra interior se daña y provoca que la presión de esta área forme un bulto.

Entre las tareas de mantenimiento, aconsejamos revisar constantemente las llantas de la flota, y ante la aparición de bultos, reemplazar inmediatamente los neumáticos para prevenir un accidente.

  1. Deterioro irregular

Es común que las llantas sufran un desgaste irregular debido a la fricción en la carretera o por las condiciones del asfalto, pero si observas un deterioro significativo solo en algunas partes de los neumáticos, es una clara señal que necesitan reemplazo.

El deterioro desigual podría ser una advertencia de calibración incorrecta o de la falta de alineación y balanceo, así que acude con un experto que pueda indicarte si necesitas cambiar las llantas.

  1. Aparición de grietas 

Las grietas en los neumáticos aparecen principalmente en las paredes laterales como una señal de desgaste. Los factores causantes son múltiples, pero entre los principales están la excesiva exposición a la luz solar, los cambios frecuentes de temperatura y climatología, un estiramiento durante la marcha (cuando no tiene la presión debida), sustancias químicas que reaccionen con el caucho, entre otros.

Conducir con los neumáticos agrietados supone un alto riesgo de seguridad ya que, al perder esa elasticidad propia de las cubiertas, se pierde adherencia, tracción, frenado, capacidad de guiar el vehículo, además de causar problemas de amortiguación y, un riesgo mayor en caso de lluvia, ya que no pueden no evacuar correctamente el agua.

Conclusiones finales

Todo Gestor de Flota sabe que es importante prestar atención a todos estos indicadores, para garantizar la seguridad de los conductores y mantener el vehículo en correctas condiciones. Resulta clave que los conductores conozcan estas señales de alerta temprana, y que hagan revisiones periódicas de las condiciones de los neumáticos de las unidades, más allá de las pautadas como parte del mantenimiento preventivo de la flota.

Otras notas de interés

Blog Decalogo de beneficios de contar con el feedback de los conductores para mejorar la eficiencia de tu flota vehicular
Decálogo de beneficios de contar con el feedback de los conductores para mejorar la eficiencia de tu flota vehicular
Monitorear el rendimiento de los vehículos es una parte crucial de la gestión de flotas, sin embargo, la labor del administrador va más allá. Impli...
Blog Diez claves para garantizar el cumplimiento normativo en tu flota vehicular
10 claves para garantizar el cumplimiento normativo en tu flota vehicular
Estar al tanto de los requisitos legales y de seguridad que afectan a la operación de la flota, así como implementar medidas proactivas para garant...
Blog Guia paso a paso para evaluar las necesidades de tu flota vehicular
Guía “paso a paso” para evaluar las necesidades de tu flota vehicular
La gestión eficiente de una flota vehicular comienza con una evaluación exhaustiva de sus necesidades. Entender las tareas específicas, la cantidad...

¿Querés ver todos nuestros artículos?

Sumate a nuestra comunidad y recibí las novedades y tendencias
de la industria de la movilidad.